¡Me duele la cara!

Siempre se ha dicho que las personas más agraciadas físicamente tienen ventaja, sin embargo hay ocasiones en las que ser guapo puede llegar a salir caro. En Japón, Takuro Morinaga, un economista, seguramente bastante feo, ha propuesto aumentar los impuestos a los hombres solteros y guapos y bajar el gravamen a los menos agraciados.

people-close-up-scared-man


La cuestión llega en el momento de discernir quién es guapo y quien no. Para ello Morinaga propone un consejo de cinco mujeres que serán las responsables de catalogar a los hombres en cuatro categorías: guapos, normales, feos y muy feos. A estos últimos siempre les quedará el consuelo de salir beneficiados económicamente, aunque no se coman una rosca. Una peculiar forma de equilibrar las desigualdades de la naturaleza.
Por fortuna se ha quedado en propuesta, de lo más original eso si.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s