Consumismo frente a con su mismo

Así es amigos, hoy se produce una de esas paradojas que a algunos les causa ciertas dudas. Habrá muy poca gente que desconozca que hoy es el Black Friday, pero como ya sabéis que además de encantarnos los días internacionales de, nos gusta aportar ese otro punto de vista, nos hacemos eco del Dia Internacional de No comprar nada, o para ponernos al nivel del viernes negro, el Buy Nothing Day (BND).

El día mundial sin compras es una fórmula de protesta contra el actual modelo de producción y el sistema de consumo que tiene su origen en un artista canadiense, Ted Dave, que inició en 1992 este movimiento proponiendo una jornada de consumo cero, tratando de demostrar con ello el poder del consumidor.

Esta iniciativa ha ido sumando adeptos con los años y los ecologistas constituyen uno de los grandes grupos que nutre este movimiento, basándose en su máxima del problema medioambiental que está generando el consumo sin límites.

Y como no  podía ser de otra forma, este movimiento también tiene su propio sector crítico que afirma que este día no sirve para nada, pues al día siguiente se comprará lo que no se adquirió las 24 horas previas.

¿Y tu?, ¿por qué optarás hoy? Por el consumismo, o como decía la famosa broma: con su mismo jersey y con su mismo pantalón.

#DiaMundialSinCompras #DiaSinCompras #BuyNothingDay #BlackFriday

¡Ay, qué dilema!

Comprar o no comprar. He ahí la cuestión.

Hoy se celebra el famoso Black Friday, momento en el que se da el pistoletazo de salida a las compras navideñas y las tiendas nos vuelven locos con grandes descuentos a los que es difícil resistirse. Una costumbre instaurada después del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos y que, una vez más, el resto del mundo ha asumido como propia para fomentar las compras. Quizá terminemos dando las gracias también por algo, o por el pavo relleno.
Sin embargo nos encontramos con la paradoja de que el mismo viernes negro y loco  de compras otro movimiento se está extendiendo de forma silenciosa pero con un gran número de seguidores, el “Buy Nothing Day”, que reclama justo lo contrario y lucha por una especie de huelga contra el consumismo y las compras que no sirven para nada. Todo un dilema.